You are here

El récord de Colombia en temas de privacidad, vigilancia y derechos humanos está bajo escrutinio en las Naciones Unidas una vez más

17 October 2016

Esta semana en Ginebra, el Comité de Derechos Humanos de la ONU examinará el cumplimiento de Colombia con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (PIDCP). Esta revisión por un grupo de expertos independientes encargados de vigilar el cumplimiento del PIDCP se produce tan solo semanas después de que el Acuerdo de Paz entre el presidente Juan Manuel Santos y el líder de las FARC, Timoleón Jiménez, fuera rechazada a través de un plebiscito por la ciudadanía colombiana y meses después de conocerse de que una periodista de investigación fue sujeta a vigilancia por parte de la policía colombiana.

En los últimos meses, el gobierno de Colombia se ha mostrado en buena medida poco responsivo a las solicitudes del Comité de Derechos Humanos para proveer información actualizada sobre los resultados de las investigaciones sobre actividades ilegales de inteligencia presuntamente llevadas a cabo por oficiales del antiguo Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) contra defensores de derechos humanos, periodistas, operadores de justicia, políticos y las organizaciones internacionales y regionales. Además, el gobierno no ha proporcionado información sobre si ha habido alguna queja o informes de actividades ilegales de vigilancia por parte de personal militar, policial u organismos civiles en el período del informe.

Mientras tanto, los riesgos para la privacidad y la protección de los datos personales derivados de la inadecuada legislación nacional sobre vigilancia, la falta de supervisión independiente y las amplias leyes de retención de datos son una creciente preocupación. El Código de la Policía, recientemente aprobado, define restrictivamente la privacidad y permite que tanto los espacios semi privados, como semi públicos y totalmente públicos, así como las actividades que suceden en ellos, queden sin protección. Además, el gobierno permite el monitoreo del “espectro electromagnético” sin limitaciones significativas ni salvaguardas. Aunque no existe una definición clara de lo que se entiende por espectro electromagnético, como se le considera “espacio público” es muy probable que el gobierno esté monitoreando correos electrónicos, llamadas telefónicas y mensajes de texto que pasan por el espectro.

La revisión por parte del Comité de Derechos Humanos ofrecerá una evaluación independiente del cumplimiento de la legislación, políticas y prácticas actuales de Colombia en relación con el PIDCP y podría proporcionar una guía útil para informar a las autoridades de Colombia sobre las medidas necesarias para proteger de manera efectiva el derecho a la privacidad y otra derechos humanos.

Nota para los editores

La revisión periódica universal de Colombia estará a cargo del Comité de Derechos Humanos en su 118º Período Ordinario de Sesiones en Ginebra. Privacy International, Dejusticia y Karisma Foundation copresentaron un informe al. La audiencia pública está prevista para el miércoles, 19 de octubre (de 15.00 a 18.00 horas, hora de Ginebra) y el jueves, 20 de octubre (de 10.00 a 13.00, hora de Ginebra).

La información sobre la sesión (incluyendo todos los informes presentados) está disponible en la página web del Comité de Derechos Humanos de aquí.

La sesión seré retransmitida en vivo en http://webtv.un.org

En 2015, Privacy Internacional publicó dos informes que revelan la vigilancia del gobierno hasta ahora desconocido en Colombia. “Un estado en la sombra: vigilancia y orden público en Colombia” detalla la superposición de sistemas de vigilancia, incluida la vigilancia masiva, que pueden estar fuera de la legalidad y son vulnerables a los abusos. En el informe “Demanda y oferta: la industria de la vigilancia al descubierto” en Colombia examina las empresas que suministran una potente tecnología de vigilancia de las comunicaciones al país.